Las bajas temperaturas y las condiciones meteorológicas adversas hacen que nuestro cabello se debilite, pierda volumen y, en ocasiones, llegue a caerse. 

Las bajas temperaturas y las condiciones meteorológicas adversas hacen que nuestro cabello se debilite y pierda volumen. En ocasiones todos estos factores, como la nieve, la lluvia y el viento, llevan también a una pérdida acusada del cabello, pero si se toman una serie de cuidados y se utilizan productos específicos se puede evitar esta caída capilar a la vez que se regenera el cabello fortaleciéndolo y dándole más volumen.

No abusar de ceras, espumas o gominas ya que, en algunos casos, el exceso de este tipo de productos que fijan el pelo podría llegar a acelerar el proceso de pérdida de cabello.

– Secarse el pelo a temperatura más baja de lo habitual ya que el calor extremo es tan perjudicial como el frío. Tanto el secador como las planchas del pelo pueden dañar el cabello hasta hacerlo más frágil. Es por ese motivo que se debe moderar tanto su uso como los grados de temperatura.

Para ganar la fortaleza del cabello es recomendable ingerir alimentos ricos en vitamina A, encontrados en el hígado, las zanahorias, los huevos y el queso, y alimentos ricos en vitamina B como las verduras, frutos secos o levadura de cerveza. Por último, y no menos importante, es preciso mantener unos buenos niveles de ácido fólico que está presente en alimentos como los cítricos, espárragos y verduras como las espinacas.

 

Thank you to our Sponsors

Banner