¿Se da cuenta de que incluso cuando está en silencio, todavía está comunicando sus sentimientos más íntimos y pensamientos verdaderos a los clientes a través de su postura, expresiones faciales y otras señales no verbales?

El marketing no se trata solo de atraer clientes a su negocio de belleza o peluquería, se trata de convertirlos en clientes leales y de alto gasto. Lo que suceda en su cita, y cómo se sienten cuando salen de la puerta de su salón, decidirá en gran medida si regresan.

Entregar una mejor experiencia al cliente.

El lenguaje corporal descuidado le cuesta dinero.

Su equipo, especialmente los miembros más jóvenes, pueden asumir que debido a que trabajan en un ambiente de salón amigable y vibrante, es aceptable usar el mismo lenguaje corporal que usan en casa o socialmente.

Y un lenguaje corporal inapropiado o irreflexivo puede hacer que los clientes se sientan incómodos, ignorados y sin importancia.

Lo que tu lenguaje corporal dice de ti
El lenguaje corporal es el reflejo externo de las emociones internas de una persona. No importa cuán amables sean las palabras, si un terapeuta o estilista se siente ansioso, malhumorado o aburrido, su cuerpo enviará señales que un cliente bien podría detectar.

Las mujeres son más perceptivas.

Las investigaciones realizadas por psicólogos de la Universidad de Harvard demostraron que las mujeres están mucho más atentas al lenguaje corporal que los hombres y tienen muchas más probabilidades de detectar la contradicción entre las palabras de alguien y su lenguaje corporal.

Dado que la mayoría de los salones, clínicas y spas tienen una mayoría de clientes, esto hace que sea más importante que nunca que su equipo esté al tanto de los mensajes subliminales que envían constantemente.

nuestro lenguaje corporal debe establecer una buena relación con su cliente desde el principio, tranquilizarlo y hacer que confíe en usted.

Para hacer esto, su propia comunicación no verbal debe ser correcta desde el momento en que lo vean por primera vez. Cuando entra en la recepción para saludar a su cliente, desea transmitir una sensación de tranquilidad, no arrogancia por ningún medio, sino franqueza y autenticidad.

Veamos las formas simples (pero no siempre fáciles) de cómo usted y su equipo pueden hacer esto:

1. gestos faciales

Sonreír:

Es más fácil decirlo que hacerlo cuando no está teniendo un buen día (¡y todos lo conseguimos!). Pero una sonrisa genuina, en la que tanto sus ojos como su boca están ocupados, muestra interés en su cliente y placer en verlos.

Hacer contacto visual:

¿Cuántas veces te has parado en un bar ocupado y te has sentido invisible? ¿Parece que el equipo del bar está atento a mirar algo que no sea tú?

Están evitando el contacto visual con usted porque es una forma realmente fácil de comunicar el mensaje, "Estoy demasiado ocupado para tratar con usted en este momento".

Mantener un buen contacto visual muestra respeto e interés en lo que dicen los clientes de cabello y belleza, y demuestra que estás escuchando.

Esto es especialmente importante durante la consulta al inicio de la cita cuando está estableciendo una buena relación, por lo que su cliente se abre ante usted, habla sobre sus preocupaciones de belleza y comienza a confiar en usted.

¿Cuánto contacto visual es mejor?

Los expertos en lenguaje corporal recomiendan apuntar a alrededor de 60 a 75% de contacto visual durante la consulta inicial del salón. Menos y usted señala una falta de interés en su cliente y sus problemas. Un poco más y se siente como si estuvieras mirando y es un poco desconcertante.

2. Muestra a los clientes que estás interesado en ellos.

Como profesional de la belleza o el cabello, comprende la importancia de escuchar a su cliente.

Pero también necesita mostrarle a su cliente que los está escuchando activamente.

Demuestra que eres amable, que escuchas y te interesa:

inclinando la cabeza hacia un lado
cabeceo
inclinándose hacia su cliente
Estas señales no verbales positivas le aseguran a su cliente que está comprometido y atento, especialmente durante las consultas con el cliente.

Evite señales negativas, como inclinarse hacia atrás o mantener las manos en el bolsillo, ya que ambas pueden indicar una falta de interés, una falta de respeto e incluso una aversión.

Consejo de consulta del cliente

Aliente a alguien a que continúe hablando y abriéndose a usted asintiendo con la cabeza usando grupos de tres pequeños y rápidos asentimientos.

La investigación muestra que las personas hablarán de tres a cuatro veces más de lo normal cuando el oyente asiente de esta manera.

 3. Postura que dice "Soy un experto".

En la primera cita, o con un cliente difícil, lo último que desea es que su lenguaje corporal le revele que se siente intimidado o ansioso. Por el contrario, los clientes necesitan verlo como un experto y un par de manos seguras con experiencia.

Regala el juego si se agacha, deja caer la barbilla y agacha los hombros hacia adelante. Mientras jugueteas con tu cabello, morderte las uñas o jugueteando con las joyas puede resultar tenso o nervioso.

Para disfrazar estas emociones y parecer confiado a los clientes del salón, simplemente:

parate derecho y erguido
mantén tu cabeza al nivel
relaja tus hombros
repartir su peso uniformemente en ambas piernas

4. Manos y pies revelan verdaderos sentimientos.

Manos:

Un movimiento hacia atrás de la mano parece desdeñoso cuando un cliente sugiere o pregunta algo.

Mientras que las manos entrelazadas o retorcidas son signos de incomodidad, al igual que las manos que:

jugar con tu cabello
tocar tu cara
cubre tu boca

 

 

 

Gracias a nuestras asociaciones y patrocinios

Banner